Abinader proclama RD no puede sola con Haití

Whatsapp Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

El presidente Luis Abinader declaró ayer ante la ONU que ninguna acción unila­teral que ejecute República Dominicana será suficiente para superar la dramática situación que vive Haití, por lo que propuso a la comu­nidad internacional asumir con urgencia, de una vez y por todas, la crisis haitiana como de altísima prioridad.

En un discurso pronun­ciado ante la 76 Asamblea General de la Organiza­ción de las Naciones Uni­das (ONU), manifiesto que la República Dominicana ha mostrado y seguirá mos­trando la solidaridad y la colaboración con el pueblo haitiano, pero no sin antes señalar que no hay, ni habrá jamás, una solución domi­nicana a la crisis de Haití.

Abinader recordó que desde que asumió la presi­dencia el 16 de agosto del año pasado, ha planteado la posibilidad de que la situa­ción haitiana pueda desbor­dar las fronteras de ese país, incidiendo como un factor de inseguridad en la región. Consideró que la comuni­dad internacional no debe, ni puede, abandonar al pue­blo haitiano en este momen­to en que los niveles de inse­guridad lo están llevando a su autodestrucción.

El mandatario dijo que an­te la división que existe en­tre el liderazgo haitiano y la peligrosa presencia de ban­das criminales que contro­lan una buena parte de su territorio, los haitianos por sí solos no podrán pacificar su país y mucho menos garanti­zar las condiciones para esta­blecer un mínimo de orden. “Consecuentemente, lo más importante e inmediato es la seguridad en Haití, pues solo después de haberlo logrado, pueden llevarse a cabo unas elecciones libres, justas y con­fiables”, agregó.

Dijo estar convencido de que cada día se seguirá re­novando y fortaleciendo el liderazgo de las Naciones Unidas, y que el Estado do­minicano reafirma su com­promiso con los principios fundamentales de la Carta de la ONU: la paz, la dignidad humana, la justicia, el pro­greso social y la libertad.

“Hemos notado que re­cientemente algunos gobier­nos han adoptado medidas para afrontar las consecuen­cias de la crisis haitiana, por años, cada día, nuestro país ha encarado, prácticamente solo estas consecuencias. Es­tamos convencidos que nin­guna acción unilateral será suficiente para superar esa dramática situación”, dijo.

Transformar economía
El presidente Abinader pro­puso también que las enor­mes inversiones para restau­rar los recursos naturales, afectados por el calentamien­to global creado por los paí­ses que han generado más CO2, sean pagadas por esas naciones.

“Es el momento de impul­sar una transformación glo­bal de la economía que va­ya de acuerdo con los niveles de desarrollo y que los están­dares exigidos no impongan cargas excesivas que resulten en costos adicionales lesivos a la competitividad y la pro­ducción de los bienes y servi­cios”, dijo.

Abinader resaltó que la actual crisis financiera y ma­yor endeudamiento provoca­do por la pandemia, no solo puede ser resuelta incremen­tando los impuestos en los respectivos países con sus consecuentes presiones so­ciales y posibles alteraciones de la paz.

“Debemos ser creativos. Es­tamos convencidos de que, sin costo para sus gobiernos, las instituciones financieras mul­tilaterales y bilaterales pueden otorgar facilidades crediticias a través de mecanismos trans­parentes y accesibles, concer­tados y no discriminatorios, que contribuyan a que los paí­ses en dificultades recuperen con prontitud la sostenibilidad financiera y el acceso a los mer­cados financieros internacio­nales, con tasas preferenciales que no sean afectados por el índice de riesgo país”, dijo.

Unidad y cooperación
Abinader expresó que a pe­sar de que aún no se ha podi­do cerrar definitivamente el episodio de la pandemia del Covid-19, fue esperanzado al foro con el objetivo de reno­var y fortalecer los vínculos de cooperación y solidaridad como naciones fraternas.

“En efecto, frente a la pan­demia, la emergencia climá­tica, la revolución tecnológi­ca y la necesidad de articular un nuevo paradigma para el Estado de bienestar, se re­quiere reforzar la unidad y la cooperación entre todas las naciones”, enfatizó.

Afirmó que a pesar del es­cenario creado por la pande­mia, el gobierno que encabe­za ha impulsado un exitoso plan de vacunación gratuito, con el 57% de la población completamente inoculada, aproximadamente el 70% tiene al menos una dosis y más de un 10% de la pobla­ción tiene una tercera dosis.

“En consonancia con nues­tra visión de para salir de es­ta pandemia, y por contar con un inventario de vacu­nas que lo ha permitido, he­mos donado en solidaridad unas 820 mil dosis a países de nuestra región”, destacó.

Endeudamiento
Expresó que en aras de man­tener la paz social, el go­bierno busca opciones pa­ra encontrar una solución al enorme endeudamiento al que se han visto forzados los países de ingresos medios pa­ra enfrentar los estragos eco­nómicos y sociales generados por la pandemia.

También resaltó que tiene como propósito fundamen­tal, defender la cosa pública, el patrimonio común de los dominicanos, lo que impli­ca un manejo absolutamente transparente, uno de los lo­gros que mayor satisfacción nos produce.

“Estamos convencidos de que, en medio de las circuns­tancias actuales, cargadas de escollos, la ciudadanía sigue reclamando que actuemos con valentía contra la corrupción y así lo venimos mostrando con acciones claras, precisas y con­tundentes”, precisó.

En lo que respecta a la economía, expresó que aun en medio de estas dificulta­des, República Dominicana es optimista y proyecta ter­minar el 2021 con un cre­cimiento económico de un 10%, y mantener una ta­sa de crecimiento de más de un 5% para los años si­guientes.

La alocución del gober­nante dominicano fue su primera desde la sede de la ONU, debido a que en sep­tiembre del año pasado por causa de la pandemia del co­ronavirus la hizo vía Skype desde el Palacio Nacional.

Share.

Sobre el Autor

51 Views

Los comentarios están cerrados.