Bad Bunny le rinde tributo a la dominicanidad en un concierto a casa llena

Whatsapp Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Acompañado de su particular voz y un espíritu irreverente que lo ha convertido en un ídolo juvenil, el trapero puertorriqueño Bad Bunny se presentó el pasado sábado en el Estadio Quisqueya Juan Marichal, ante un público enérgico y divertido que coreaba todas sus canciones.

Como una muestra de apoyo frente a la campaña de descrédito que vive el país actualmente, Bad Bunny realizó un homenaje al dominicano David Ortiz, a través de un video mostrado en las pantallas gigantes de la tarima, en el que se exhibió parte del compromiso social que tiene, esto mientras se escuchaba de fondo un merengue de Fernando Villalona.

Al salir nuevamente al escenario, “el conejo malo” se había cambiado el atuendo a una camiseta del equipo de los Medias Rojas de Boston, y pidió una “bulla por el Big Papi”.

Otro que mostró su amor a la patria fue el Alfa, quien luego de cantar sus éxitos como “La Romana” y “Dema Ga Ge Gi Go Gu”, aprovechó la ocasión y tiró un poco de “Fuego fuego” al referirse a la mala publicidad que recibe República Dominicana en tierras extranjeras.

“Es muy bueno ser dominicano cuando las cosas están funcionando bien, pero ahora solamente el que grita es el que es de corazón, y quien se siente orgulloso de ser dominicano”, expresó Enmanuel Herrera, nombre de pila del dembowsero, mientras sostenía la bandera tricolor junto a Bad Bunny.

Pormenores

El espectáculo inició a las 10:30 de la noche, luego de la apertura a cargo del Nene La Amenazzy, quien interpretó tres de sus canciones más populares.

Luego llegó Bad Bunny, visiblemente excitado, y saludó a los eufóricos asistentes, que no pararon un solo momento de gritar emocionados por la estrella de la noche.

“Estoy súper emocionado y feliz de estar aquí, de verdad que no me imaginaba la cantidad de gente que venía, porque ustedes saben que yo amo hacer música, y nunca me fijo si está vendido el concierto, por eso no tenía idea de que iba a haber tanta gente linda hoy aquí ”, fueron sus primeras palabras luego de cantar “Solo de mí”.

Benito Martínez, nombre real del trapero, siempre se mostró conversador con las más de 20,000 personas que llenaron todas las áreas del estadio.

El público no dejó de disfrutar del show un solo momento, gracias a la iniciativa hecha por Casa Brugal de ofrecerles a los jóvenes sus artistas.

Apoyo de dominicanos y boricuas

El concierto pudo funcionar con el artista solo en el escenario, gracias a la espectacular escenografía que ambientaba la tarima, y acompañado de un juego de luces y rayos láser, que daban un aire futurista.

Pese a esto, Bad Bunny invitó a algunos de los cantantes mas pegados del momento, tales como Lunay, Noriel y Arcángel, quienes dejaron todo en el escenario, dándole un toque mágico a la noche adornada por una enorme luna.

CLAVES

Cantó para las gradas.

Los asistentes del área de gradas y terreno pudieron ver de cerca a su ídolo, ya que él y Lunay cantaron en una tarima que daba el frente a la parte trasera del estadio.

Deficiencia en seguridad.

Pese a que están para poner orden, los encargados de la seguridad del concierto maltrataron a algunos invitados de la prensa, lo que les dificultó hacer su trabajo.

Fuente: Listin Diario

Share.

Sobre el Autor

343 Views

Los comentarios están cerrados.