Buscan sospechoso por asesinato a puñaladas de un estudiante dominicano en El Bronx

Whatsapp Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

La policía busca activamente al principal sospechoso del asesinato del estudiante dominicano Giovanny Pimentel, asesinado de varias puñaladas a la salida del edificio en donde residía, luego de recibir una llamada.

Una foto del prófugo fue divulgada por los investigadores este jueves, pidiendo ayuda de los comunitarios para capturar al sujeto que no ha sido identificado.

Algunas versiones sostienen que Pimentel pudo haber sido asesinado por un pandillero, pero su madre, Awilda Gómez, dijo que su hijo nunca había tenido problemas con nadie y exigió que se aclare el motivo del asesinato.

Testigos dicen que el matador usó la palabra “Popote”, que es un grito de los pandilleros Los Trinitarios cuando ejecutan alguna acción.

Pimentel, de 20 años, fue encontrado en un charco de sangre en el vestíbulo del edificio 2170 de la avenida Universty, situado en el vecindario University Heights, el sábado 22 de diciembre. Se supone que el hombre trató de regresar en busca de auxilio, pero colapsó en el pasillo.

Jaime Morales, vecino de Pimentel, dijo que escuchó una discusión y después de un breve silencio con un quejido perturbador.

“¡Ay, me apuñalaron!”, relató Morales que exclamó el estudiante tras ser acuchillado y que murió en el hospital Saint Barnabas, donde se le declaró con muerte cerebral.

La policía dijo que recibió una llamada de emergencia del 911 a las 3:11 de la madrugada y el asesinato fue perpetrado a la 1:30.

“Salió a juntarse con los amigos. Alguien lo apuñaló en la escalera, el cuchillo se lo metió en el corazón. Los doctores lo resucitaron dos veces”, dijo Alberto Pichardo, primo del muerto.

El reporte oficial indica que la víctima fue acuchillada múltiples veces en el abdomen.

La madre dijo que su hijo estaba saliendo con amigos después del trabajo y le aseguró que estaría en casa antes de la 1:30 de la madrugada del sábado, pero que nunca llegó.

Gómez dice que no está segura de si este fue un ataque aleatorio o si su hijo era el objetivo previsto.

Según una declaración de un testigo, el sospechoso gritó algo en español. Esa palabra, “Popote”, es una frase conocida de la pandilla Los Trinitarios.

La hermana del adolescente Lesandro Guzmán Feliz (Junior) respondió en las redes sociales diciendo: “Este golpeó a mi casa. La misma pandilla que se llevó a mi hermano ahora también se llevó a mi amigo”.

Los residentes del edificio dicen que ahora están preocupados por su seguridad.

Fuente: Diario Libre
Share.

Sobre el Autor

76 Views

Los comentarios están cerrados.