Cuántos minutos antes se debe llegar a una entrevista de trabajo

Whatsapp Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +
La primera impresión es la más importante a la hora de postularse para un puesto en una organización. Cuál es el momento ideal para llegar a la entrevista

La instancia más estresante del proceso de búsqueda de un empleo es sin dudas laentrevista laboral. En este momento determinante se suelen mezclar los nervios y la ansiedad con las ganas de conseguir el trabajo. Desde la apariencia hasta la puntualidad, lo cierto es que hay ciertos requisitos que se esperan que el candidato pueda cumplir que muchas veces condicionan el resultado.

Según los especialistas, los candidatos de un trabajo deben apuntar a llegar 15 minutos antes a una entrevista en una oficina. Pero, ¿por qué? “Llegar entre 10 y 15 minutos antes demuestra que el candidato está listo para ser entrevistado, que es responsable, que consideró la posibilidad de una incontinencia y que no está ansioso”, sostuvo en diálogo con Infobae la licenciada en Relaciones de Trabajo Carolina Brinusio, directora y fundadora de la consultora de recursos humanos DOSrh.

La llegada a un establecimiento podría implicar tareas que consumen mucho tiempo, como registrarse, anunciarse en una recepción o tomar un ascensor lento. Ser entrevistado para un trabajo ya es estresante. Llegar con 15 minutos de sobra elimina una gran fuente de estrés.

La profesional, que participa en el proceso de selección de empleados, agregó además que aunque se trate de costumbres de puntualidad, criterio y ética, habla bien del candidato llegar unos minutos antes a su entrevista. “Ni media hora antes ni diez minutos después. Se trata de una cuestión de imagen y de respeto. Si bien la posibilidad de que suceda alguna incontinencia existe, lo importante es que el candidato evalúe las posibilidades del camino. Más aún en el país en el que vivimos. En la Argentina puede pasar cualquier cosa”, aseveró.

Por su parte Josh Doody, autor, consultor, entrenador de negociación salarial gestión de carrera, negocios y entrevistas de trabajo, y ex gerente de contratación, también recomienda apuntar a la ventana de 15 minutos para mitigar “los problemas potenciales que pueden surgir en el camino”.

Sea cual sea la razón, llegar tarde realmente envía el mensaje equivocado, además de demostrar una falta de compromiso. Para asegurarse de llegar en tiempo y forma, los especialistas recomiendan realizar un recorrido de la ruta de acceso antes del día de la entrevista, especialmente si se trata de una geografía con la que no se está familiarizado.

Si bien el momento perfecto para llegar a una entrevista dependerá del trabajo en sí y de la cultura de la empresa, si el entrevistado se presenta más de 15 minutos antes puede ocasionar problemas de organización a los entrevistadores y hacer que el equipo de contratación que está terminando otras reuniones se sienta apresurado. Otros, no apreciar la sensación de “tener que entretenerlos” mientras aguardan a ser recibidos. Llegar con demasiado tiempo de anticipación puede connotar ansiedad y desesperación.

“El mejor día y hora para una entrevista de trabajo es cuando puedas llegar a tiempo”

Si bien la posibilidad de que suceda alguna incontinencia existe, lo importante es que el candidato evalúe las posibilidades del camino (REUTERS)

No hay un consenso sobre la mejor hora del día o el día de la semana para programar una entrevista. En lugar de preocuparse si un lunes por la mañana o un viernes por la tarde brinda la mejor oportunidad de causar una buena impresión, los expertos recomiendan apegarse a lo que el candidato sabe sobre su agenda: “El mejor momento para hacer una entrevista es cuando realmente puedes hacerlo”.

Para las entrevistas virtuales, como las de Google Hangouts o Skype, el entrevistado aún debe demostrar que está listo y disponible de manera oportuna. Allí, no hay excusa para llegar tarde a menos que haya algún tipo de dificultad técnica y los candidatos deberán estar disponibles al menos cinco minutos antes para hacer clic en “aceptar” y comenzar con la experiencia.

Cerrar la puerta, buscar agua o auriculares, son algunas de las situaciones que se espera que no ocurran. Llegar tarde indica una falta de preparación, y el candidato querrá estar mentalmente listo para comenzar la entrevista de inmediato.

“Para las conferencias se deberán tener en cuenta por lo pronto, la apariencia y el aspecto del candidato, el entorno y la puntualidad. Si bien en estos casos uno suele estar más relajado, no significa que la preparación no sea la misma”, concluyó Brinusio.

Fuente: Infobae

Share.

Sobre el Autor

238 Views

Los comentarios están cerrados.