El ballet también es cosa de varónes

Whatsapp Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

El ballet es una danza artística que va más allá de ponerse en puntillas y hacer gestos con las manos. Así lo concibe Doris Infante, quien desde el año 2002, con su academia Ballet Studio ha formado jóvenes a los que, al igual que a ella, les apasiona la danza clásica.

Con el pasar del tiempo, Infante se dio cuenta de que algo no andaba bien, pues pese a que había muchas chicas, lo que brillaba por su ausencia era la presencia masculina.

Fue entonces cuando se le ocurrió una brillante idea: un proyecto que se dedique única y exclusivamente a la formación de bailarines varones, en donde estos se desempeñen en el área de la danza clásica, manteniendo su masculinidad.

Asumir ese compromiso, según comenta Infante, no ha sido tarea fácil, sobre todo en una sociedad en la que a veces los niños se ven en la obligación de reprimir su pasión por el baile, para no ser tildados de ‘afeminados’.

Al respecto dice: “Lo que hace falta es concientizar a la sociedad en general, para que comprendan que el hecho de que a un niño le guste el ballet, no lo hace menos ‘hombre’”.

Es precisamente eso lo que más claro tienen los jóvenes que integran este proyecto. Ejemplo de ello es el  caso de Carlos Leonardo, de 16 años, quien desde el 2014 forma parte de la academia, y dice no avergonzarse de lo que hace; al contrario, se siente orgulloso de todas las presentaciones importantes en las que ha participado, gracias a la dedicación y empeño que día tras día le pone a la danza.

Sobre el proyecto
En su fase de iniciación, comenzaron apadrinando a 12 jóvenes de escasos recursos, de los cuales solo quedaron seis.

Esa cifra aumentó cuando en el 2017, a raíz de que su proyecto fuera seleccionado por el Ministerio de Cultura para contribuirles, lo que le permitió acoger a 19 niños más, a los cuales les costean gastos de transporte, meriendas y vestuarios.

De acuerdo con Infante, su meta es seguir patrocinando a los jóvenes que quieran instruirse en esta disciplina, aunque a veces es demasiado costoso para hacerse cargo sola. Es por eso que dice estar en entera disposición de ofrecer presentaciones gratuitas a instituciones a cambio de ayuda económica para continuar con su altruista labor.

Fuente: Listin Diario

Share.

Sobre el Autor

238 Views

Los comentarios están cerrados.