Experto vaticina grave crisis de agua y alimentos en República Dominicana

Whatsapp Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

SANTO DOMINGO.-Por efecto de las sucesivas oleadas de sequías que se registran en la región del Caribe y de Centro América, en la República Dominicana se producirá dentro de cinco años una grave crisis de agua y en la producción de alimentos, si no se adoptan las políticas y las medidas pertinentes según concluyó Enrique de León, el principal expositor de la video conferencia organizada por la Sociedad Ecológica del Cibao, SOECI.

En la video conferencia que se celebró el miércoles pasado, el conferencista aseguró que con el paso de los años se registrarán temperaturas más altas y menos agua, provocando una gran escasez de este líquido y la ruina del sector agropecuario que verá cómo se degradan aún más sus terrenos.

Indicó que la temperatura se incrementó en estos años ente 2ºC y 3ºC la mínima y entre 1ºC a 3ºC la máxima, manteniéndose el incremento de la temperatura como tendencia predominante.

“Hoy en día ya tenemos una crisis en la provisión de agua, porque la única vía que tiene la población de acceder a agua potable es través de la compra de agua embotellada. Nadie puede beber agua desde las plumas o grifos sin enfermar, y la mayoría de las viviendas carecen de agua en su interior, aunque no sea potable”, citó De León.

El orador pronosticó que para el 2025, dos tercios de la población enfrentará aguda escasez de agua, descendiendo la disponibilidad de agua per cápita de 2,186.60 m3/año a 1,538 m3 por habitante/año.

“La sequía es uno de los efectos extremos del cambio climático que se combina con la intensificación de los huracanes y otros fenómenos hidro-metereológicos que provocan inundaciones, lo que quiere decir que en un mismo año podríamos tener período de sequía alternado con inundaciones que agravarán aún más el desastre causado por la sequía”, según la conferencia pronunciada por De León.

El expositor afirmó que desde la década de los años 1970, las sequías que se han registrado en el país se han intensificado como resultado del cambio climático convirtiéndose en la quinta causa de desastre en el país, registrándose 165 eventos asociados a la sequía en los últimos 35 años.

“Las sequías como los huracanes que nos azotan cada año en la región del Caribe y Centro América, se intensifican y se han hecho más frecuentes por las grandes emisiones de dióxido de carbono de los países desarrollados y emergentes a miles de kilómetros, por lo que sería de justicia climática que ellos nos compensaran por los daños que recibimos por su culpa”, aclaró De León.

Expresó que para atacar la causa de la sequía y de los demás efectos extremos del cambio climático es necesario el abandono en todo el planeta, incluido aquí, del uso de los fósiles cuya combustión genera los gases de efecto invernadero, causa del cambio climático.

Planteó que la transición energética hacia las fuentes renovables es la primera política a aplicarse para enfrentar la sequía y los demás efectos extremos del cambio climático.

“Es una incoherencia que padeciendo sequías y con el riesgo de que huracanes nos azoten, exista la Central Punta Catalina a carbón mineral, que incrementará las emisiones de dióxido de carbono del país en más de un 20% al emitir 6.34 millones de toneladas al año de C02”, puso de ejemplo durante la conferencia.

Reveló que la contaminación de Punta Catalina por las emisiones de gases ácidos y micropartículas y por las cenizas, es una nueva causa que dañará los cultivos de caña, café, frutales y hortalizas, contaminará las aguas subterraneas y superficiales, y degradará aún más los terrenos en la provincia Peravia.

Agropecuaria sostenible resiliente

Afirmó que la sequía hace colapsar la agricultura que se practica hoy en día por el aumento de la temperatura y la creciente escasez de agua que se suma a una concentración de los terrenos fértiles que son apenas el 20% en manos del 10% de los agricultores.

“El 90% de los agricultores dominicanos que explotan terrenos no aptos para el cultivo mediante minifundios, en medio de la pobreza, no podrá soportar que la sequía extreme las malas condiciones de su actividad productiva obligándolo a migrar”, expuso.

A esta situación le atribuyó el disertante que desde 2018 se produzcan oleadas masivas de campesinos centroamericanos que migran a pie hasta la frontera de los EUA con México, y que aquí lleguen miles de emigrantes haitianos mientras que dominicanos salgan casi a diario en yolas hacia Puerto Rico.

El conferencista recomendó para enfrentar la sequía introducir una agropecuaria resiliente al cambio climático, adaptada a una mayor temperatura y a menos agua, y cambiar cultivos e incorporar nuevas tecnologías, al mismo tiempo que se realice una reforma agraria en las tierras que son aptas para la agricultura sin extender la frontera agrícola. “Es imprescindible que se establezca y se aplique un ordenamiento territorial y sobre el uso del suelo”, subrayó.

También recomendó aprovechar la sequía para limpiar los sedimentos de los embalses de las presas con la finalidad de aumentar su capacidad de acopio de agua.

Recomendaciones para enfrentar la sequía

“Impedir la deforestación y la defensa de las áreas protegidas amenazadas por el agronegocio de exportación y por la construcción de hoteles en la costa en áreas protegidas o dañando humedales y manglares, contribuye tanto a disminuir los efectos de la sequía como de las inundaciones”, enfatizó.

Instó a luchar a favor de la restauración del Parque Nacional Manolo Tavarez Justo que es vital para contrarrestar la sequía en la Línea del Noroeste, una zona especialmente afectada por la aridez y la desertificación.

Sugirió que en el combate a la sequía y a la desertificación se prioricen la frontera y las provincias que padecen más este fenómeno como Santiago, Valverde, Puerto Plata, Montecristi, Distrito Nacional, las de la subregión Enriquillo, La Altagracia, La Vega, Espaillat, Duarte, Santiago Rodríguez y Dajabón.

De León le dio las gracias a su nombre y del CNLCC a SOECI por la oportunidad de participar en la video conferencia, en un esfuerzo de cooperación y de unidad del moviminto climático y ambiental del país.

La video conferencia se realizó de 7 a 9 de la noche del pasado miércoles, 17 de junio, Día Mundial de la Desertificación y la Sequía, con la participación de sesenta personas que intervinieron con numerosas preguntas y comentarios.

Las palabras intoductorias de la video conferencia estuvieron a cargo de la presidenta de SOECI, Mayvelin Consuegra. También intervinieron otros dirigentes de la entidad como Luis Polanco, con observaciones y propuestas concretas sobre el tema.

Share.

Sobre el Autor

48 Views

Los comentarios están cerrados.