Francia en alerta por calor con picos por encima de 40 grados

Whatsapp Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Más de la mitad del territorio francés está este viernes en alerta por calor, con temperaturas que puntualmente, sobre todo en las regiones de Burdeos y Toulouse, han superado los 40 grados.

En una decena de estaciones meteorológicas se había sobrepasado ese umbral simbólico a las 16.00 locales (14.00 GMT), en particular en los alrededores de Burdeos, con casi 42 grados.

Météo France ha puesto en alerta roja, por “fenómenos peligrosos de una intensidad excepcional” siete departamentos (dos de Normandía y todos los de la región de París), y otros 53 en alerta naranja del centenar que hay en el país por la mayor ola de calor de este verano.

Este viernes, que será la peor jornada de esta ola, se esperan picos de entre 41 y 42 grados en las regiones de Aquitania (con capital en Burdeos), Occitania (Toulouse) y País del Loira (Nantes).

En todo el interior del país, la horquilla de temperaturas máximas van a quedarse entre los 34 y los 39 grados, que son los previstos en París, donde desde las 14.00 locales (12.00 GMT) ya se habían superado los 35 grados.

Allí se van a repetir seis días consecutivos las máximas por encima de ese listón de 35 grados, algo que no ocurría desde el histórico verano de 2003 en que Francia registró más de 15,000 muertos por la canícula.

Además, las temperaturas no bajarán de los 20 grados la próxima madrugada en muchas de las ciudades del interior o de la costa mediterránea (23 en la capital).

Este episodio de canícula va a prolongarse en Francia probablemente hasta el miércoles de la próxima semana. El sábado las máximas en Francia se desplazarán de la mitad occidental hacia el este, donde se rozarán o se alcanzarán los 40 grados.

Esta ola de calor llega después de que el mes de julio haya sido el más seco en seis décadas en Francia, el menos lluvioso en París desde 1952.

Se han dictado 130 decisiones locales para restringir el consumo de agua en 68 departamentos franceses.

Para hacer frente a esa sequía, el ministro de Agricultura, Julien Denormandie, ha autorizado, en derogación de las reglas habituales, que los ganaderos de 47 departamentos utilicen sus fincas en barbecho para que pasten sus animales o recojan la hierba para forraje.

Share.

Sobre el Autor

109 Views

Los comentarios están cerrados.