Hijos de segundo teniente de la policía reclaman falta de tacto por parte de la institución

Whatsapp Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

“Mi papa le dedicó su vida a la policía y ellos en ningún momento se lo agradecieron”, eran las palabras que salían entre lágrimas a Luis Fernando Paredes, hijo mayor del segundo teniente Bernardo Paredes de 53 años de edad, quien se quitó la vida de varios disparos el pasado domingo luego de sentirse deprimido al no resultar ascendido en la última promoción de la Policía Nacional anunciada hace varios días.

Paredes, quien es padre de cuatro varones y una mujer, residía en un hogar humilde en el sector de Los Mina que fue hecha mediante los esfuerzos y pocos ahorros que tenía y con ayuda de la mano de obra de sus hijos.

“Mi papa levantó esto prácticamente él solo, nosotros (los hijos) éramos que lo ayudábamos con los materiales y las cosas ya que muchas veces no tenía ni para pagar personal para eso, tú crees que eso es justo, un hombre que le duro una vida entera y no pudo hacer ni siquiera su propia casa”, exclamaba Luis Fernando.

Una casa compuesta de una sala, una sola habitación, un baño y un espacio diminuto para la cocinas con techo de zinc, era todo lo que poseía Bernardo.

Fue enterrado ayer  

Fueron sepultados en el cementerio Cristo Salvador los restos del segundo teniente de la Policía Bernardo Paredes, quien presuntamente se quitó la vida en su residencia en Los Mina.

Los familiares reclamaron que a pesar de haber pertenecido 27 años a la institución del orden, y no 12 como inicialmente se había comentado, ningún miembro de ese organismo se presentó al velatorio ni al entierro, lo que consideran una falta de desconsideración.

15 de esos años fueron realizados como chófer de un general solo fue identificado como García.

Circunstancias de lo sucedido

De acuerdo a Andrés Díaz, hermano de la víctima, Paredes le comentó que se sentía triste porque no había sido ascendido en la lista de promociones de la Policía Nacional.

Según narra su hermano Andrés Confesor Díaz, ambos se encontraban charlando y jugando dominó en frente de su vivienda en el sector de Los Mina, donde  Bernardo le habría comentado que se encontraba triste al no ser ascendido.

Fue definido como un hombre alegre

Bernardo Paredes fue definido como una persona humilde y aunque de carácter algo fuerte, alguien que siempre apoyaba  las personas del barrio.

“Era alguien que siempre ayudaba, si tenías un problema y lo llamabas el primero que llegaba era él, nunca dudaba en poner a los demás delante”, expresó Arisleida Martínez, hija de crianza del teniente de la Policía Nacional.

“Mi papa le dedicó su vida a la Policía, duró siete años esperando un aumento para poder pensionarse y saldar una que otra deuda, y nunca lo hicieron, hoy ni ayer se ha presentado nadie a decir nada, no entiendo como eso es posible”, exclamó Luis Fernando Paredes de 34 años de edad, hijo mayor de Bernardo.

Además de Luis Fernando Paredes, hay otros cuatro hijos incluyendo uno que es raso de la Policía en la dotación de Samaná.

Fuente: Listin Diario

Share.

Sobre el Autor

47 Views

Deja una respuesta