Juez anula cargos de narcotráfico a dominicano y cómplice por allanamiento ilegal

Whatsapp Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +
  • Los fiscales tendrían que retirar los cargos de tráfico de cocaína y armas de fuego contra los dos hombres

Un juez de la Corte Superior de la ciudad de Beverly, en Massachusetts, anuló los cargos de narcotráfico contra el dominicano Kevin Sánchez y su cómplice Anthony Augusta, por allanamiento ilegal en el 2017 al apartamento donde estaban ambos sospechosos amarrados y se confiscó una gran cantidad de drogas, armas de fuego, dinero en efectivo y efigies de santos católicos que usaban para resguardarse.

El magistrado, James Lang, rechazó en un dictamen que los policías que allanaron la vivienda permanecieran más de tres horas allí, mientras otros oficiales hacían el reporte en el cuartel.

El apartamento está situado en un edificio de la calle Cabot, donde los policías usaron un ariete para derrumbar la puerta de una vivienda equivocada.

Los fiscales tendrían que retirar los cargos de tráfico de cocaína y armas de fuego contra los dos hombres que estaban atados al apartamento donde casi media libra de cocaína, dos pistolas sin licencia con números de serie limados y una cantidad de heroína fueron encontradas en octubre 2017.

El juez Lang suprimió las pruebas en el apartamento, así como las declaraciones hechas por uno de los sospechosos mientras esperaba con la policía allí.

Bajo la ley, los oficiales de policía que quieren asegurar una escena o vivienda mientras obtienen una orden de registro no pueden entrar, a menos que tengan una creencia legítima de que las pruebas podrían ser eliminadas o destruidas.

Pero en el caso contra Sánchez y Augusta, el magistrado concluyó que los detectives no cumplieron ni respetaron esa regla.

“En las circunstancias presentadas los oficiales podrían haber estado apostados en el exterior, y debieron haberlo hecho”, escribió Lang en un fallo de 21 páginas.

“Podrían simplemente haber cerrado la puerta del apartamento y enviado a un oficial fuera de ella, salvo la entrada de Sánchez y cualquier otra persona hasta que la orden se hubiera obtenido y estuviera siendo ejecutada”, añade la decisión del juez.

Pero esa orden, también se obtuvo en gran parte debido a la información que los detectives obtuvieron sólo después de estar dentro, dijo Lang.

Augusta, de 26 años, y Sánchez, de 25, se alojaban en un apartamento en el 64 de la calle Cabot en el otoño de 2017.

El 17 de octubre de ese año, un detective de la policía de Marblehead pasó información a sus homólogos en Beverly de que Sánchez era sospechoso de vender drogas en Marblehead.

“En resumen, el tribunal concluye que la ilegalidad del comportamiento policial era lo suficientemente grave y que la conexión entre esa ilegalidad y la realización de las declaraciones de Sánchez era suficientemente íntima para justificar la supresión de las declaraciones como fruto de la ilegalidad”, escribió Lang.

Carrie Kimball, una portavoz de la oficina del fiscal del distrito, dijo que los fiscales están revisando la decisión del juez.

Durante una audiencia de estado en el caso, a los fiscales se les dio un plazo hasta el próximo mes para tomar una decisión sobre cómo procederán.

Sánchez y Augusta fueron liberados bajo fianza.

Share.

Sobre el Autor

77 Views

Los comentarios están cerrados.