Los delincuentes usan nuevas modalidades de ciberataques

Whatsapp Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Un mayor uso de transac­ciones electrónicas sin las medidas adecuadas de se­guridad está gravitando en las cuentas de muchos do­minicanos, unos tomados por incautos y otros que por desconocimiento de las tre­tas de los delincuentes elec­trónicos han caído en las ga­rras del ciberdelito o delito electrónico.

La modalidad de robo electrónico es cada vez más sofisticada, por lo que la po­blación debe conocer las re­comendaciones de especia­listas y las autoridades en estos momentos que se re­gistra un aumento del co­mercio electrónico produc­to del confinamiento y del trabajo a distancia (teletra­bajo), para evitar el conta­gio del brote del coronavi­rus COVID-19.

La propagación de la pandemia COVID-19 en el país ha llevado a miles de dominicanos a utilizar la in­ternet para realizar transac­ciones por la web.

De acuerdo con el primer teniente Armando Díaz, en­cargado del Ciber-observa­torio del DICAT (Departa­mento de Investigación de Crímenes y Delitos de Al­ta Tecnología) de la Policía Nacional, con la cuarentena y el aumento del teletraba­jo los ciberdelincuentes han estado bastante ocupados, adoptando diferentes moda­lidades para cometer esas ac­ciones criminales. Hay per­sonas sometidas y otras han sido agarradas “in fraganti” creando dominios y códigos maliciosos. Otras modalida­des que han usado ha sido la creación de mapas de co­ronavirus, phishing (correos falsos o engañosos), y esta­fas, como una que la moda­lidad era la oferta de masca­rillas a un precio por debajo del mercado en una página en línea. Los que cayeron en esa trampa depositaron dine­ro en una cuenta y nunca re­cibieron la mercancía, expli­có el teniente Díaz.

Otros casos

Incremento de correos elec­trónicos engañosos (phis­hing), mensajes SMS, o con­tenidos a través de las redes sociales, son solo algunas de las técnicas que se han visto en aumento en los últimos meses.

El empresario tecnológi­co y fundador de la firma de consultoría TABUGA, Artu­ro López Valerio, indicó que desde el 26 de marzo hasta el 18 de mayo de este año se re­portan 644,647 infecciones de botnets (robots informá­ticos) en el territorio nacio­nal, radicadas en 123,231 IPs únicas, lo que corresponde a un incremento de un 408%, al compararse con el mismo período del 2019.

López explicó, además, que los ataques de fuer­za bruta se elevaron 7,601 eventos en 1,239 IPs únicas en el mismo período.

Manifestó que toda per­sona y empresa, sin impor­tar el tamaño, está expuesta a ataques cibernéticos des­de el momento en que ges­tionan algún tipo de dato y dependen de sistemas infor­máticos y redes, por lo que recomendó cambiar las contraseñas cada dos o tres meses y ponerle una robusta la red Wi-Fi, para que nadie pueda acceder desde fuera de casa.

Mientras Iván Féliz Vargas, titular de la Procuraduría Es­pecializada Contra Crímenes y Delitos de Alta Tecnología (PEDATEC), afirma que la clonación con tarjetas es una constante, aunque actual­mente no registran aumen­tos de consideración en esa práctica.

Piden a usuarios ser cautesosos

Superintendencia.

La Superintendencia de Bancos, como conse­cuencia del mayor uso de los canales digitales por el confinamiento de­bido al nuevo coronavi­rus, llamó a los usuarios de los productos y ser­vicios financieros a leer detenidamente el con­tenido de los mensajes que reciban, antes de ac­ceder a enlaces de inter­net, así como, vía men­sajes telefónicos, para evitar posibles estafas.

Sugerencia.

Igualmente, exhorta a evitar compartir a tra­vés del teléfono o correo electrónico información personal, como contra­señas o datos de sus pro­ductos financieros.

Solo oficiales.

Advierte a los usuarios que deben comprobar que el correo y la direc­ción web sean oficiales y no abran enlaces elec­trónicos ni documentos adjuntos no solicitados.

Share.

Sobre el Autor

54 Views

Los comentarios están cerrados.