Dos agentes de Policía de la ciudad estadounidense de Lexington se vieron envueltos en una pelea inesperada cuando se disponían a socorrer a un individuo tendido en el suelo. En cuestión de segundos el hombre pasó de la calma a la mayor agresividad por efecto de una droga sintética denominada Serenity. La víctima de la droga fue tranquilizada y hospitalizada.

¿tu reaccion?



conversaciones de facebook