El actor que lo encarnó, ve a Pennywise en sus pesadillas
El problema nace cuando el personaje del que no se puede uno deshacer es Pennywise.

No es raro que a un actor le cueste desprenderse de un personaje cuando termina de rodar una película, menos aún si ese personaje ha tenido un impacto emocional en él. 

En una entrevista concedida a EW,Bill Skarsgård, quien haya dado vida al maquiavélico payaso en la exitosa adaptación de It, ha relatado lo difícil que fue olvidarse del personaje tras el filme: “Comparo cada personaje que hago con una relación. Pennywise y Bill han compartido esta especie de relación, he intentado descubrir quién es él, he dedicado tanto mucho y esfuerzo a esta otra persona, o cosa en este caso, y eso ha sido así por meses”. 

“Es como estar en una relación destructiva”, ha descrito el intérprete sueco, y ha añadido: “La gente no se da cuenta hasta que está fuera. Todos tus amigos te dicen: ‘Tienes que dejar esta mierda, él o ella está destruyendo tu vida’. Y cuando ya estás fuera, lo ves: ‘Era tan infeliz’. Aunque no diría que fui infeliz haciendo Pennywise porque también me lo pasé muy bien”.

Sea como fuere, reconoce que desprenderse de un personaje tan complejo y monstruoso, que ni siquiera es una persona como tal, fue “un alivio” para él: “Después de acabar la película, estaba en mi hogar en Suecia, sentado tomando un café con mi madre en la mesa de nuestra cocina, y me di cuenta: ‘Oh Dios, ¡ya no tengo que lidiar con esta relación nunca más!’. Fue un cambio muy rápido, me empecé a sentir mejor, como: ‘Oh Dios mío, me siento aliviado de no tener que lidiar con la oscuridad del personaje’. Lo comparé a un exorcismo, él saliendo de mi cuerpo y librándome de las toxinas de Pennywise”. 

Sin embargo, no fue tan fácil olvidar al monstruoso payaso tras terminar de rodar It:“Estaba en casa, había acabado la película, y empecé a tener unos sueños muy raros y vivos de Pennywise. Venía a visitarme todas las noches”. “A veces era yo lidiando con él, como si Pennywise fuese un ente separado de mí, y luego también era yo como Pennywise en circunstancias que no me gustaban. En plan, soy Pennywise y estoy muy enfadado de estar en público, con la gente mirándome”.

Para Skarsgård, “este fue un proceso de dejar ir al monstruo. Fue genial. Es sobrecogedor pero a la vez emocionante volver a verlo”. Pese a todo, muchos nos tememos que la pesadilla no ha llegado a su fin, ya que el actor sueco volverá a meterse en la piel del temible payaso en It: Capítulo 2. Y nosotros que pensábamos que la gran víctima de Pennywise había sido el pequeño Georgie…

Fuente: Cinemanía

¿tu reaccion?

conversaciones de facebook



discusion