Sucumbir a un infarto antes de llegar al hospital puede evitarse

Whatsapp Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

“Yo no sufro de la presión alta, es a veces que se me hinchan los pies y las pastillas que me indicó el doctor son de muy poquitos miligramos, por eso solo las tomo cuando estoy un poco hinchada o cuando me sube la presión por alguna situación emocional que tenga”, así habla María, una comerciante que se prepara para celebrar sus 50 años.

Ella está en sobrepeso, hija de padres  hipertensos y uno de sus tíos murió de infarto al miocardio, pero ignora  que esos pueden ser indicadores de riesgo de tener alguna enfermedad cardiovascular, que no es solo un infarto, puede  ser accidente cerebrovascular, falla cardíaca o  muerte súbita.

María no es la única que ha tomado la decisión unilateral de abandonar el tratamiento para controlar la hipertensión, que se define como “la presión que ejerce la sangre sobre la pared de las arterias”.

Félix es un profesional que trabaja largas horas frente a un computador, tiene el diagnóstico de presión arterial alta, y cree tenerlo todo bajo control. “Ya no se me hinchan los pies, hace tiempo que dejé las pastillas y me siento bien”.

Una actitud similar a las de María y Félix, la asumió hace unos años don Rafael. Este señor de 76 años, residente en Santo Domingo Oeste, solo tomaba los antihipertensivos cuando sentía dolor en el pecho, incumpliendo las indicaciones de su cardiólogo. Una mañana salió a caminar y a pocos metros de su casa cayó desmayado y murió antes de llegar al hospital Marcelino Vélez Santana.

Preocupados
Los cardiólogos están preocupados porque durante la pandemia  han visto un incremento en las muertes por infarto, incluidas personas que no les da tiempo de ir al hospital, debutantes con  hipertensión arterial, incluidos jóvenes de hasta 20 años y pacientes que abandonan el tratamiento y no acuden a chequeos rutinarios.

La doctora Claudia Almonte, expresidenta de la Sociedad Dominicana de Cardiología, y el cardiólogo Fulgencio Severino, explican qué pasa en el sistema cardiovascular cuando  son abandonados los tratamientos y quienes corren más riesgos de muere súbita.

Las enfermedades del corazón más abundantes, según el doctor Severino, “son la estrechez de las arterias coronarias  que es la que produce la muerte más frecuente por infarto y que se presenta más en pacientes que son hipertensos y que no están tomando medicamentos y, por lo tanto, no están controlados. Pacientes que siguen fumando, que son diabéticos y no están controlados porque no se chequean rutinariamente para reajustar los tratamientos”.

Dice que los que están en obesidad, con una vida sedentaria y o con  antecedentes de que su papá o su mamá tuvieron enfermedad de este tipo, deben entender que están en riesgo de tener una enfermedad por infarto.

Los problemas cardiovasculares  han aumentado en la República Dominicana, como miocarditis, infarto de miocardio. “La propia enfermedad de Covid produce ambos eventos, y a eso se le agrega  que con la apertura de la economía la gente vuelve a su estado de estrés normal, que es una causa  importante de muerte por  enfermedad cardíaca y de manera muy particular de infarto.

Esto se agrava la muerte  por infarto no relacionado por Covid, sino por las condiciones de  arteriosclerosis”, añadió.

Jóvenes con infarto
Desde hace unos años se han incrementado en el país los casos de hipertensión en jóvenes de 20 años en adelante, con eventos cardiovasculares tipo infarto, accidente cerebrovascular  también en personas de 30 a 40 años

El uso de drogas, el exceso de alcohol y otras sustancias están afectando a la población joven, llevándola a padecer problemas cardiovasculares y hasta a la muerte por infarto.

Mueren en casa por temor a ir a consulta
“Yo no te puedo decir que en Santo Domingo hay mayor afecciones cardiovasculares  por Covid ni nada por el estilo. En la pandemia lo que  se ha visto es de personas que hacían infarto en su casa, silente, que tenían miedo de acudir a una emergencia”, explica la doctora Almonte.

A su entender, esto puede ser por  el estrés, la hipertensión en debut, es decir, personas que no eran conocida hipertensa y ahora lo son de repente, y puede  ser por  aumento de peso, hacer menos ejercicios, comer menos saludable y el estrés,  se incrementa, tanto por el encierro como por la situación ya sea económica, o incertidumbre.

Otros fallecen por no tener acceso a los medicamentos.

Si bien hay personas que de forma voluntaria abandonan los medicamentos contra la presión, el doctor Severino entiende que otros lo hacen porque no pueden costeárselos, sobre todo en la pandemia.

Dice que hay mucha muerte porque los tratamientos se han retrasado por otras condiciones cardiacas y los pacientes que sufren de la presión, que tienen diabetes y que tienen problema de la grasa, no están asistiendo con regularidad al médico por la propia pandemia. “Muchos han perdido el trabajo y seguro médico, no tiene recursos para comprar los medicamentos y todo esto ha sido muy difícil para la sociedad dominicana”, indicó el especialista.

El cardiólogo y dirigente político entiende que el Gobierno debería garantizarle los medicamentos a la población con enfermedades crónicas, como la diabetes y la hipertensión, pero que no lo hace “ni siquiera a los más pobres como son los del régimen subsidiado”.

“Ese es un seguro que los  pobres nada más le cubre cuando están enfermos, pero no le previene la enfermedad. No les dan los medicamentos.  Ha sido muy difícil para la gente más pobres y los que viven en localidades más apartadas que son los que más han visto retrasar la atención medica”.

Cuidado con la sal, el colesterol  y el calor  
Las personas con antecedente familiares de muerte súbita, deben realizarse  una evaluación preventiva cada año,  después de los 20 años, para saber cómo está su presión arterial, su colesterol, su azúcar y su corazón.

En los días  calurosos las personas que usan diuréticos, por ejemplo los hipertensos, los que sufren de falla cardíaca, tienen que tomar  en cuenta la hidratación adecuada,  tomar sus medicamentos a tiempo y no exponerse en lugares donde haya cúmulo de gente o exceso de calor.

Otras recomendación es reducir la ingesta de sal.

Dolor de estómago: señal
La doctora Almonte destaca que hay personas que tienen molestias o aducen que es por cualquier otra patología y no se evalúan y pueden morir.

Share.

Sobre el Autor

57 Views

Los comentarios están cerrados.