Aplazan audiencia contra esposo e hijastros sospechosos de asesinar a británica

Whatsapp Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +
  • La defensa alegó que recibieron tarde la notificación de la audiencia

La jueza Wanda Vargas, de la Oficina Judicial de Servicios de Atención Permanente del distrito judicial de Santiago Rodríguez, aplazó para el próximo miércoles el conocimiento de medidas de coerción contra un hombre, sus dos hijos y su chofer, acusados de asesinar a la esposa del primero, una mujer de 64 años de origen británico, cuyo cuerpo habrían enterrado a pocos metros de la vivienda familiar en la localidad Cacique del municipio Monción en esa provincia, donde fue rastreado por las autoridades, utilizando unidades caninas de la Defensa Civil.

El cuerpo de Lindsay Peta de Feliz, abogada y escritora, fue encontrado el pasado 12 de diciembre en una zona boscosa de difícil acceso, a 200 metros de distancia de la casa familiar, donde las autoridades aseguran fue sepultado luego de que su marido, Danilo Feliz Torres, de 50 años de edad, supuestamente la matara, en complicidad con sus hijos (hijastros de la víctima), José Alberto y Dani Alberto Feliz Martínez de 28 y 29 años, respectivamente, y de Aquilino Rosario Sánchez, de 37, chofer de Feliz Torres.

El rastreo y posterior hallazgo del cadáver se realizó con el soporte de perros amaestrados de la Defensa Civil.

La extranjera, que había sido reportada por su esposo como desaparecida, desde el 10 de diciembre, murió por insuficiencia respiratoria por compresión de las venas del cuello, según estableció la médico legista doctora Yosenia Gregorio, quien certificó el levantamiento del cadáver.

El informe indica que la cabeza de Lindsay estaba envuelta en una funda negra con cinta adhesiva presionando su cuello. Sus verdugos utilizaron también fundas con distintivos de una marca de comida para perros, mismas que hallaron en la residencia, cuando se realizó la primera requisa en la casa familiar. También encontraron una sábana alrededor del cuerpo de la víctima.

Las autoridades presumen que Feliz Torres, sus hijos y su chofer, planificaron el asesinato, por cuanto previeron presentar una coartada, que los desvinculara del hecho y fingieron la desaparición de la mujer.

La magistrada acogió el pedimento de aplazamiento, a petición de los abogados de la defensa de los imputados, quienes alegaron que recibieron tarde la notificación de la audiencia.

Fuente: Diario Libre
Share.

Sobre el Autor

88 Views

Los comentarios están cerrados.