Ilegales afirma que se mantiene fiel a su sonido

Whatsapp Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Ilegales, el grupo que conforman David Díaz, Junior Pimentel y Vladimir Dotel fueron los invitados al Streaming Libre, espacio en el que compartieron Live con nuestros lectores.

El grupo, que ya tiene 25 años de trayectoria, vive un estado de mutación, pero sin alejarse de sus orígenes.

Así definió Vladimir esta etapa de Ilegales al afirmar que Tropicalia es la muestra de ello. “Tropicalia es un álbum arriesgado porque es la fusión del color de Ilegales de los 90, mezclado con lo de ahora. Sigue una línea diferente, mientras todo el mundo está apostando por un mismo sonido, nosotros quisimos irnos por lo tropical, siempre fusionado, nunca en su estado natural. A mucha gente le ha recordado los inicios del grupo, pero con algo fresco”.

Algo que llega de orgullo a Vladimir es que su música haya superado la barrera del tiempo. “La música que hemos hecho ha trascendido en el tiempo. Ahora vemos muchas cosas que están pasando como música desechable, al vapor. Tipo solo ‘agregue agua’ y arman las cosas así”.

Para Junior, quien está por cumplir 10 años en el grupo, la experiencia ha sido muy buena. “Para mí era un sueño pertenecer a una agrupación como Ilegales. Desde muy joven soñé con este medio”.

Mientras que David también tiene 10 años con Ilegales, por lo que Vladimir bromeó que ya era tiempo de cambiarlos, haciendo alusión a la época en que el grupo cambio varias veces de integrantes.

Sobre el sonido de Ilegales que de alguna manera se ha mantenido íntegro, el líder de la banda dice que no ha sido fácil. “Vale la pena ser real con lo que uno hace, no hay una cosa peor que tener que hacer lo que otro quiera. En los 90 tuvimos que luchar con la disquera que siempre te quería poner a grabar lo que estaba pegado. Si estaba pegada la quebradita, querían que hiciéramos quebradita y tuvimos que imponernos y decir que no. Por ejemplo, podemos experimentar con el reguetón o el hip hop. Nosotros podemos experimentar, pero ahora los baladistas, merengueros, salseros, todo el mundo se está yendo por la misma línea, pero nosotros lo que hemos hecho es irnos por el otro lado, pero es difícil porque las plataformas digitales y la radio solamente quieren ese género (música urbana)”, dijo el artista sobre la realidad del negocio.

Sin embargo, están enfocados en buscar la manera de llegar a nuevas audiencias sin afectar su calidad. “No queremos perder la esencia del grupo para no caer en la payasería. Quiero mutar buscando canciones de otros compositores y nuevas colaboraciones. Creo en la fusión, pero eso no es tan fácil, mientras tanto seguimos girando con un repertorio que da miedo”, dijo Vladimir.

Colaboraciones

Otros temas tocados durante el Streaming Libre fueron las colaboraciones con el género urbano dominicano. Vladimir recordó que ha colaborado con Mozart La Para y Shelow Shak, pero que sería hacer interesante hacer alguna otra fusión, sin embargo, las colaboraciones han sido un dolor de cabeza para Dotel.

“Decidí hace unos años evitar todo lo que me dé estrés. Dan un trabajo increíble. Después que tú conectas con el artista, viene el protocolo con la disquera, después vienen los egos, el lío del vídeo. No es fácil”.

A pesar de eso recuerda casos exitosos como cuando grabó con Jhonny Ventura, Eddy Herrera y Milly Quezada. En modo sarcástico dejo ver su deseo de grabar con el maestro Juan Luis Guerra. “Con Juan Luis no. No se puede joder tanto. Le he mandado hasta señales de humo al maestro. Le he escrito hasta en Instragram. Queríamos hacer una fusión con el maestro, pero nadie sabe. Sería interesante, en el Kitipum estaba rapeando”.

La música se ha convertido en estadísticas y números. La calidad no es tan importante frente al número de reproducciones, descargas y likes. “Ya no es música y contenido, es números. Por eso mucho venden percepción. Lo que agradecemos es sin tener todos esos likes o seguidores, cuando anunciamos una presentación termina totalmente vendida. Tú ves artistas muy pegados y no venden ticket, tú ves artistas que tienen muchos seguidores, pero no es lo mismo que vayan a verlos” reflexiona.

El futuro

“El tiempo para mí es muy importante y lo que tengo no lo pierdo en algo que no sé si pase. Nos preocupamos tanto en un futuro incierto, que no vale la pena”, confesó Vladimir.

Al despedirse quisieron dejar un consejo a la juventud. El grupo recomendó que trabajen por su sueños, que se eduquen y se preparen para cuando lleguen el momento. También que acepten consejos de los mayores y los valores familiares, pues todo lleva tiempo, pero todas las fechas llegan.

Fuente: Diario Libre

Share.

Sobre el Autor

50 Views

Los comentarios están cerrados.