La responsabilidad social, el reciclaje y la calidad de vida

Whatsapp Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Por Rafael Matos Féliz

Últimamente se ha observado que los problemas ambientales y el deterioro de la vida han ido juntos de la mano, y todo, frente a la irresponsabilidad de los estados y las  sociedades para frenar ese derrotero y el avance indetenible de las precariedades. Aquí y en todo el mundo vemos, aumento de la pobreza, de la exclusión social y del otro lado, menos nivel de vida, menor cobertura de salud, menos sostenibilidad ambiental; en fin, peores índices de la calidad de la vida.

En esta ocasión, queremos exponerles una de las pequeñas acciones que podemos desarrollar para mejorar nuestras vidas y al mismo tiempo cualificar el entorno, con menor esfuerzo y muy bajo gasto de recursos. Nos referimos a la actividad de reciclar. La misma consiste en someter materiales usados o desperdicios a un proceso de transformación o aprovechamiento para que puedan ser nuevamente utilizados.

El reciclaje es un componente clave en la reducción de desechos y es el tercer componente de las 3R («Reducir, Reutilizar y Reciclar»). Gracias al reciclaje se previene el desuso de materiales potencialmente útiles, se reduce el consumo de nueva materia prima, además de reducir el uso de energía, la contaminación del aire (por la incineración) y del agua (por los vertederos), así como también disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero en comparación con la producción de plásticos.

Una investigación de The Mother Nature Network, sustentada en datos estadísticos y condiciones atmosféricas reales, ha permitido enlistar los lugares más contaminados del mundo. A continuación esos lugares.

1, El Lago Karachay, Rusia. Es el lugar más contaminado del planeta. Recibe los deshechos de una central nuclear de producción de armas, que vierte 120 millones de curies de radioactividad. 2,Linfen. La ciudad más contaminada del planeta. Situada en el corredor industrial de procesamiento de carbón en China. La contaminación resultante de las emisiones industriales y de los millones de automóviles, impregnan el paisaje que pasar un día allí, al aire libre, equivale a fumarse cincuenta cigarrillos.

3. La Isla de Basura. Ubicada en el Océano Pacífico, cerca de Hawái. Ocupa una extensión de 692,000 km2, superando así el tamaño de países como Francia o España. 4. El Río Citrarum, Indonesia. Situado al Oeste de Java. Conocido como el más sucio y contaminado del mundo. Más de cinco millones de personas viven en los alrededores y penosamente dependen de sus aguas para sobrevivir.

5. Dzerzhinsk, Rusia. Guinness reconoció a Dzerzhinsk como la ciudad con mayor contaminación química en el mundo. En 2003 su tasa de mortalidad excedía en un 260% a la de natalidad. 6. La Oroya, Perú. Pueblo minero situado en los Andes peruanos, cuya contaminación es por la presencia de minas y plantas de procesamiento  de plomo, que son propiedad de empresarios estadounidenses desde 1922. En La oroya, el 99% de los niños poseen niveles de toxicidad que exceden los límites calificados como saludables.

7. Chernobyl. Con altos niveles de radioactividad que dominan el ambiente por la famosa explosión de una planta nuclear en 1986. Este pueblo alojó a más de catorce mil habitantes, hoy es un pueblo fantasma, ya que las condiciones de vida son insostenibles. 8. Kabwe, Zambia. La extracción-procesamiento de cadmio y plomo, dejó toneladas de estos materiales en las colinas que rodean a los pequeños poblados. La población infantil de Kabwe muestra entre cinco y diez veces más plomo en la sangre que lo que está permitido por la Environmental Protection Agency de Estados Unidos. La tierra está tan contaminada que ninguna planta crece alrededor de estas colinas.

9. El Riachuelo, Argentina. Su cuenca, en la Provincia de Buenos Aires, recibe deshechos a través de numerosos ductos clandestinos. El entorno está compuesto por más de 3,500 fábricas que operan a sus alrededores trece barrios bajos y 42 depósitos de basura al aire libre. 10. La órbita terrestre. Posee más de dos millones de toneladas de desechos, entre ellos restos metálicos de satélites, carbón, y “cadáveres” completos de naves espaciales se encuentran flotando alrededor de la Tierra, como una especie de patético sello distintivo e icónico mensaje que emitimos al resto del universo.

Share.

Sobre el Autor

368 Views

Los comentarios están cerrados.