Un joven sobrevive 23 días en temperaturas bajo cero tras incendiarse su cabaña en Alaska (VIDEO)

Whatsapp Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Un joven logró sobrevivir más de tres semanas en Alaska (EE.UU.) después de que su remota cabaña se incendiara. Finalmente, fue rescatado la semana pasada por agentes estatales que lo detectaron desde un helicóptero gracias a una señal de ‘SOS’ estampada en la nieve, informan medios locales.

Alaska State Troopers afirmó en un comunicado de prensa que Tyson Steele, de 30 años, fue encontrado el 9 de enero en un refugio improvisado en su remota propiedad, ubicada a unos 110 kilómetros al noroeste de la ciudad de Anchorage. Las autoridades llegaron al lugar en un helicóptero para confirmar que Steele se encontraba bien, tras no dar señales de vida durante “varias semanas”.

El joven contó que había estado en el refugio improvisado desde el 17 o 18 de diciembre, cuando el techo de su cabaña se incendió después de quemar un “gran trozo de cartón” en su estufa de leña. Steele cree que una chispa del cartón terminó incendiando el techo de la cabaña en la que había estado viviendo solo desde septiembre.

Mientras relataba los eventos a la Policía después de su rescate, el joven señaló que logró agarrar algunos suministros de su cabaña en llamas, pero no pudo salvar la mayoría de sus posesiones, incluido su perro Phil.

Sin medios para comunicarse

Las primeras dos noches después del incendio Steele las pasó en una cueva de nieve antes de poder armar un refugio improvisado de lo que quedaba de su cabaña quemada. Logró rescatar alguna ropa manchada de carbón. También racionó comida por unos 30 días de lo que pudo salvar, ya que mucho se derritió o destruyó en el incendio.

El incendio lo dejó sin medios para comunicarse, detalló. Sin teléfono ni mapa, el joven quedó atrapado en una zona con kilómetros de bosques, colinas, ríos y lagos que lo dejaron separado del sistema de carreteras.

Steele explicó que estaba preocupado por tratar de llegar a la civilización caminando y caer en uno de los ríos que aún no se habían congelado, y que solo tendría unas seis horas de luz del día para intentar viajar a través de la nieve.

A pesar de todo eso, dijo que todo el tiempo mantuvo la esperanza de que alguien se comunicara con el servicio aéreo para buscarlo.

Fuente: RT

Share.

Sobre el Autor

127 Views

Los comentarios están cerrados.