Durant vuelve a liderar ataque ganador de Warriors, que dominan serie 2-0

Whatsapp Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +
  • Los Warriors de Golden State se impusieron por 115-109 a los Rockets de Houston en el segundo de semifinales

El alero Kevin Durant con 29 puntos, cinco rebotes y cuatro asistencias, volvió a liderar el ataque balanceado y ganador de los Warriors de Golden State que se impusieron por 115-109 a los Rockets de Houston en el segundo partido de la eliminatoria de semifinales de la Conferencia Oeste que dominan 2-0 al mejor de siete.

Durant encabezó la lista de los cinco titulares de los Warriors que tuvieron números de dos dígitos, incluido el escolta Klay Thompson, que llegó a los 21 tantos con tres triples y jugó su mejor partido individual en lo que va de la fase final.

El alero estrella de los Warriors rompió racha de cinco partidos consecutivos de playoffs en los que anotó al menos 30 puntos, pero con 201, se convirtió en el cuarto jugador en la historia de la NBA que encestó 200 o más tantos en ese periodo de tiempo como lo habían hecho anteriormente, Michael Jordan, Allen Iverson y LeBron James.

El base Stephen Curry, que tuvo problemas con un golpe que sufrió en el dedo mediano de la mano izquierda en el primer cuarto, al final también logró 20 puntos y repartió cinco asistencias como tercer máximo encestador de los Warriors, que defienden el título de bicampeones de liga.

El escolta Andre Iguodala, que salió de titular en lugar del pívot australiano Andrew Bogut, volvió a ser factor ganador de los Warriors al conseguir 16 puntos, cinco rebotes y cuatro asistencias.

Andre Iguodala (arrriba) atrapa un rebote ante Chris Paul (c), de los Rockets de Houston.
Andre Iguodala (arrriba) atrapa un rebote ante Chris Paul (c), de los Rockets de Houston.

Mientras que el ala-pívot Draymond Green confirmó que se encuentra en su mejor versión de jugador completo y lo demostró con un doble-doble de 15 puntos, 12 rebotes -siete defensivos-, repartió siete asistencias y recuperó dos balones.

“Ha vuelto a ser un partido muy complicado, los Rockets lucharon hasta el final y estuvieron metidos en la lucha por conseguir la victoria”, declaró Steve Kerr, entrenador de los Warriors al concluir el partido que se disputó en el Oracle Arena de Oakland. “Ahora cuando viajemos a Houston la historia será muy diferente, pero hemos logrado la meta de mantener la ventaja de campo”.

El escolta James Harden, que fue golpeado en ambos ojos por Green, al final también fue el líder encestador de los Rockets al aportar 29 puntos, incluidos tres triples de siete intentos, capturó siete rebotes y repartió cuatro asistencias.

Harden, que volvió a protestar por la manera como los árbitros no pitaron algunas faltas personales, que consideró le habían hecho la defensa de los Warriors, encabezó una lista de seis jugadores de los Rockets, incluidos los cinco titulares que tuvieron números de dos dígitos.

La estrella de los Rockets tuvo que abandonar el campo tras el golpe que recibió por parte de Green, que se fue tras Harden y le dijo algunas palabras por la dureza que había tenido con su entrada.

El base Chris Paul, que esta vez no tuvo ningún incidente con los árbitros, y acabó con 18 puntos, siete rebotes, seis asistencias y tres recuperaciones de balón que tampoco pudieron ser factor ganador.

El escolta Eric Gordon llegó a los 15 puntos, mientras que el base reserva Austin Rivers y el pívot suizo Clint Capela anotaron 14 tantos cada uno.

Capela también destacó en el juego interior al capturar 10 rebotes, dar dos asistencias y poner dos tapones.

El alero PJ Turner, que siguió de titular, acabó con otro doble-doble de 13 puntos, 10 rebotes y dos asistencias que fueron suficientes a la hora de evitar la derrota de los Rockets.

El equipo de Houston no tuvo su mejor control del balón al perderlo nueve veces en el primer cuarto y los Warriors lo aprovecharon para anotar 14 puntos tras encestar 7 de 19 tiros de campo.

James Harden (c), cae al suelo luego de recibir un golpe en la cara durante el segundo juego de semifinales de la Conferencia Oeste.
James Harden (c), cae al suelo luego de recibir un golpe en la cara durante el segundo juego de semifinales de la Conferencia Oeste. ( )

Los Rockets tienen ahora marca perdedora de 5-14 contra los Warriors desde las finales de la Conferencia Oeste del 2015 cuando el equipo de Golden State comenzó su marcha al primer título de liga en 40 años.

Harden anotó siete puntos consecutivos en la mitad del cuarto periodo y permitió a los Rockets, a falta de 7:25 minutos para el final, ponerse con parcial de 92-89, pero de nuevo Curry encestó un triple que evitó que los Warriors perdiesen la ventaja que siempre tuvieron en el marcador.

Esta vez, los jugadores de ambos equipos no polemizaron por el arbitraje, aunque entre los tres que trabajaron en el partido estuvo Scott Foster, a quien los Rockets y Harden habían calificado de “brusco” y “arrogante”, y no deseaban que trabajase más en sus partidos.

Pero la NBA lo tiene entre uno de los mejores de la liga con 25 años de experiencia, y lo eligió para que trabajase en el partido, algo que no sorprendió al entrenador de los Rockets Mike D’Antoni, quien dijo que Foster tenía toda la calidad para trabajar en las finales.

“Debemos dejar a un lado el asunto de los árbitros y centrarnos en nuestro mejor juego cuando estemos en el campo”, agregó D’Antoni.

Share.

Sobre el Autor

260 Views

Los comentarios están cerrados.