Sinatrae dice Ministerio de Trabajo abandonó a su suerte enfermeras en clínicas privadas

Whatsapp Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

SANTO DOMINGO.-El Sindicato Nacional de Enfermería (SINATRAE), acusó al ministro de Trabajo, Winston Antonio Santos Ureña, de abandonar a su suerte a cientos de enfermeras y trabajadores de la salud de las clínicas privadas que fueron suspendidos de sus labores por causa del coronavirus.

Julio Cesar García Cruceta, secretario general de la organización, se quejó de que Santos Ureña no cumplió con lo establecido por el Código de trabajo, en lo relativo a verificar la situación laborar de esos establecimientos de salud, que en ningún momento han cerrado sus servicios al público.

De igual forma, denunció que en el hospital Metropolitano de Santiago (HOMS)  y la clínica Corominas se han contagiado de Covid 19, más 15 enfermeras y personal de salud, por que las administraciones de esos establecimientos de salud las obliga a trabajar sin los equipos de protección personal adecuados, exponiéndolas en forma abusiva a esta peligrosa enfermedad.

SINATRAE pidió la intervención del Ministerio de Salud Pública, de la Superintendencia de Salud y Riesgos laborales (SILSARIL) y la Dirección de Información y Defensa de los Afiliados (DIDA).

Consideró que esas instituciones deben supervisar la calidad de los servicios de salud e intervenir ante la situación de aumento en la morbimortalidad intrahospitalaria que se están produciendo en el sector privado de la salud.

Dijo que, como consecuencia de una alta cantidad de pacientes ingresados en áreas de emergencias, cuidados intensivos y aislamientos y el poco personal de enfermería prestando servicios, se ha producido un aumento de los contagios del personal de salud.

Aseguró que las clínicas privadas han hecho del COVID 19 un gran negocio, llegando a cobrar hasta un millón de pesos de depósito a pacientes no asegurados y discriminando a los pacientes asegurados de escasos recursos económicos.

Share.

Sobre el Autor

88 Views

Los comentarios están cerrados.